Hazlo Tú Mismo

Hazlo Tú Mismo: Colgador para Collares

Aquí está mi primer tutorial!

Me emociona mucho poder compartirles paso a paso este colgador para collares que a mí me ha funcionado de maravilla para mi colección de collares (sí, me gustan mucho).

El nivel de dificultad es medio, y te tomará alrededor de 3 a 4 horas completarlo, dependiendo de que tan hábil seas. ¡Si yo pude, tú también puedes!

Materiales:

1 plancha de madera (el tamaño depende del espacio del closet, la mía es de 11 1/2″  x  3/4″  x  1 1/2″)

1 regla o cinta métrica

2 paquetes de ganchos tipo garfio, de máx. 1″ de ancho

1 martillo

1 clavo

2 tornillos (o 3 clavos largos)

1 lápiz

1 goma blanca (opcional)

Pasos:

1. Para empezar, necesitas saber el espacio con el que cuentas. Como puedes ver en la imagen de arriba, mis collares largos no caben en el colgador que ya tengo (de hecho, hay tantos que hasta los collares cortos se pelean en ese espacio). Mi espacio mide 12″ de largo y el colgador se va a montar en una plancha de madera.

2. Una vez tienes el tamaño de tu espacio, corta la madera según tus medidas.

En este punto, te recomiendo que midas tu espacio antes de comprar tus materiales, porque hay muchas ferreterías en las que puedes pedir que corten la madera al tamaño que desees.

3. Ahora que tienes tu madera lista, marca con un lápiz el lugar donde colocarás los ganchos tipo garfio dejando un espacio de 1″ entre cada uno; además de dejar algo de espacio en los bordes.

4. Para hacer esto un poco más fácil, prepara la madera para atornillar los ganchos con un clavo y el martillo. No es necesario clavar todo el largo del clavo (dos martillazos son suficientes, más de dos sólo hará que pelees para sacar el clavo).

5. ¡Ya casi terminas! Atornilla los ganchos en la madera, ayudándote con una pinza de ser necesario. Al final, todos los ganchos deben estar alineados para el mismo lado.

6. Con el mismo método del clavo y el martillo antes de atornillar, abre los huecos donde colocarás los tornillos o los clavos. (Tip: el primer colgador de estos para collares que hice lo aseguré a una repisa con clavos. ¿El problema? tendrás que clavar hacia arriba -lo cual no es tan fácil como clavar regularmente- así que mi recomendación es que utilices tornillos, o si lo prefieres, pide ayuda a alguien más fuerte y con mayor puntería… yo se la pedí a mi papá jaja).

7. Ubica tu colgador en el espacio en el que lo quieres poner, y destornillador en mano, atornilla hasta que la totalidad del tornillo atraviese tu pieza de madera. Es importante que los tornillos que uses sean más largos que tu pieza de madera; así, aunque cuelgues collares pesados, tu pieza estará bien asegurada a la base superior.

8. Cuelga tus collares y ¡listo! Un paso opcional es que -como yo- pases un buen rato admirando lo bonitos que se ven tus collares en ese colgador que acabas de terminar.

 

Ahora que tienes una nueva casa para tus collares, cuéntame cómo te fue con este tutorial, y qué otro te gustaría ver aquí. No olvides si lo intentaste compartirme fotos de cómo quedó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *